21 de febrero de 2016

Federico Garcia Lorca

Federico Garcia Lorca

El famoso poeta granadino tuvo una relación muy estrecha con el pueblo de Cadaqués así como con sus gentes. Su primer contacto fue gracias a su buen amigo Salvador Dalí, quien le invitó en abril de 1925 a pasar la Semana Santa en el Cap de Creus. Aquel fue el primer viaje de Lorca a Cataluña. Aquella visita y una segunda estancia más larga, entre mayo y julio de 1927, dejaron una huella profunda en la vida y obra de ambos.
De la mano de Dalí pudo adquirir Federico un conocimiento más profundo del arte popular y culto de Cataluña, región por la que sentiría siempre gran afecto. Si el ingreso en la Residencia de Estudiantes de Madrid le había permitido trascender las limitaciones del medio granadino, los viajes a Cadaqués le revelaron las limitaciones del mundo cultural de Madrid.
En esas visitas, Lorca conoció al personaje de Lídia, con quien intercambiaron debates y experiencias junto con Salvador Dalí. Algunos incluso hablaron de la posible relación amorosa entre el pintor y el poeta, pero eso son historias que solo Cadaqués podrá algún día desvelar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario